Real Patronato de la Ciudad de Santiago de Compostela

En 1991 nacía el Real Patronato de la Ciudad de Santiago de Compostela, a partir de la reformulación de un organismo que, como tal, ya existía desde 1964. Su objetivo principal es el de coordinar y promover las acciones del Gobierno de España, Xunta de Galicia y Ayuntamiento de Santiago, orientadas a la preservación y revitalización de la ciudad de Santiago de Compostela y de su patrimonio cultural. El órgano ejecutor de las acciones marcadas por el Real Patronato es el Consorcio de la ciudad de Santiago de Compostela, instituido en 1992.

 

  

 

El Real Patronato de Santiago mantiene su sede en la ciudad de Santiago. Según el decreto de constitución, la presidencia de honor corresponde al Rey de España y la presidencia al Presidente del Gobierno. Forman parte del mismo varios ministros, el presidente de la Xunta de Galicia, el delegado del Gobierno en Galicia, el alcalde de Santiago, el Arzobispo de Santiago y el Rector de la Universidad de Santiago de Compostela.

 

El Real Patronato tiene como objetivo promover y coordinar todas aquellas acciones que deban realizar en Santiago de Compostela las administraciones y entidades que lo componen, dirigidas a la preservación y revitalización del Patrimonio Cultural representado por la Ciudad de Santiago, en sus aspectos histórico-artísticos y arquitectónicos, a la difusión de los valores europeístas y al desarrollo y potenciación de las actividades turísticas y culturales vinculadas al itinerario jacobeo.

 

  

 

Para alcanzar ese objetivo, el cometido del Real Patronato es:

a) Promover la ejecución de obras, servicios e instalaciones en general, así como la construcción y establecimiento de medios adecuados de transportes y comunicaciones urbanos e interurbanos relacionados con los objetivos del Patronato.

b) Impulsar la coordinación de las inversiones que se proyecten por las administraciones central, autonómica y local, para la realización de las obras, servicios e instalaciones antes referidas.

c) Promocionar iniciativas y proyectos culturales dirigidos a la potenciación de la ciudad de Compostela en su condición de lugar de encuentro europeo.